Blancanieves

Maravillosa crema blanca a base de una verdura que pocos adivinarán de cual se trata. Riquísima para tomar tanto fría en verano como bien calentita cuando hace frío. ¿Te animas?

Coliflor = antioxidantes protectores contra los radicales libres que inhiben la duplicación de las células cancerosas.

Ingredientes
500 g de coliflor cortada a florecillas
500 g  de cebolla cortada en en medias lunas
1 cs de aceite de sésamo
Sal marina
opcional pizca de pimienta
1 cs de miso blanco
opcional bebida de avena o arroz
opcional 1 cs de crema de fruto seco a gusto para aromatizar. de avellanas, almendras…
Para decorar:
Champiñones cortados a láminas y salteados con pizca de aceite y sal
Perejil fresco
Gotas tamari

Preparación
Calentar el aceite en una olla a fuego medio.
Añadir la cebolla, la sal y saltear hasta que estén blandas y translúcidas, pero no doradas.
Una vez reducida la cebolla añadir la coliflor.
Agregar el agua pero en cantidad que no llegue a cubrir toda la coliflor.
Tapar y llevar a ebullición a fuego medio y reducir entonces al mínimo.
Cocinar durante unos 30 min, hasta que la coliflor esté blanda.
Añadir miso blanco (si no tienes tampoco pasa nada).
Retirar las verduras del fuego y triturar junto con la crema de frutos mientras añadimos la cantidad de agua o leche vegetal para ajustar cremosidad. También ajustar punto de sal y si queremos de pimenta.
Por otro lado salteamos los champiñones y listos para decorar nuestra crema.
Emplatado.
Servir la crema blanca en cuencos y decorar con las láminas de champiñón en forma de abanico o cómo más os guste. Dar el toque final con la ramita de perejil y en contraste de las gotas de tamari.

Raquel MagemLa dietista Raquel