Yoga para niños en inglés

Durante las clases de Yoga, los niños se sienten libres, se mueven por la sala, respiran, emiten sonidos, interpretan historias y tratan de imitar a los animales a través de posturas de yoga como la cobra, el gato, la vaca, a la vez que aprenden y practican inglés, familiarizandose con el idioma.

Trabajamos su corporalidad y concentración manteniendo el equilibrio sobre un pie como si fuesen un gran árbol, mientras van respirando con ritmo marcado.

Clase a clase adquieren las primeras herramientas para disfrutar de una mejor concentración, coordinación y empiezan a integrar el patrón de relajación en su cuerpo. Y todo ello en un entorno divertido pero estructurado donde aprenden a relajarse conociendo su cuerpo.